Vinotecas o neveras para vinos? Todo lo que debes saber sobre vinotecas

Qué son las vinotecas o las neveras de vinos? Adoras el vino. No concibes una comida de fin de semana sin un gran reserva en la mesa. Puede que incluso estés comenzando a coleccionar botellas o que ya tengas algunas guardadas con cariño hasta que llegue el momento indicado para abrirlas.

Sin embargo, el espacio que ocupan empieza a ser un problema.

Aunque todavía no sean muchas, tus armarios y el frigorífico empiezan a resentirse y ya no sabes dónde ni cómo guardar todas esas botellas para mantener su esencia intacta.

Además, cada vino necesita una temperatura específica para poder desplegar su inconfundible universo de matices. ¿Imaginas servir un espumoso o un vino dulce a la temperatura de un tinto crianza?

Por qué el frigorífico habitual echa a perder el vino

Podrás beberlo sin problemas y disfrutar de su sabor, pero tú quieres más. Amas el vino y encontrarle esas notas inconfundibles. Para ti, su aroma es el paso previo al momento cumbre.

Olvídate de la nevera de la cocina porque tu vino está perdiendo la mitad de lo que realmente es. No es una nevera de vinos, és un frigorífico. Y el frigorífico está diseñado para actuar de manera rápida tanto para bajar la temperatura y enfriar de manera drástica como para expulsar la humedad. Su temperatura habitual ronda los 4º, bastante lejos de la temperatura ideal para conservar vinos o espumosos de forma eficiente.

Y el exceso de falta de humedad puede provocar que los corchos se sequen y dañen el vino.

Si quieres que tus vinos conserven todas sus propiedades y características, es el momento de comprar una vinoteca.

Pero ¿Qué es una vinoteca?

Una vinoteca es una nevera para vinos. Es decir, en España denominamos de la misma manera a una vinoteca que a una nevera de vinos. Está diseñada para ajustar la temperatura y mantener la humedad en los niveles óptimos para la conservación del vino.

Además, están específicamente diseñadas para evitar que los olores externos (que encontramos en el frigorífico de uso habitual) modifiquen el sabor del vino y que las vibraciones (por muy leves que sean) varíen sus características.

Conservar tus vinos reserva y tus grandes reservas en vinotecas -en neveras para vinos- te asegura que estos mantengan todos sus aromas intactos para que puedas disfrutarlos siempre. Sólo así, en cualquier momento, podrás disfrutar de una copa de vino perfecta.

¿Y cuándo deberías plantearte comprar esa nevera de vinos?

Depende. Si solo tienes unas cuantas botellas, pero las guardas en un lugar donde hace demasiado calor, necesitarías una vinoteca. Si el tema “organización” ya empieza a hacer estragos, también.

Piensa que lo que daña tu vino son los cambios bruscos de temperatura y los tiempos prolongados a temperaturas muy altas o muy bajas y que lo que te provoca esa falta de sitio y organización, el hecho de que cada vez tienes más botellas.

Las vinotecas conservan tu vino en su punto

  • Mantienen el rango de temperatura idóneo para que disfrutes de todas sus características organolépticas.
  • Reducen la vibración del compresor y ayudan a que se conserve en buenas condiciones.
  • Evitan el contacto de tus vinos con la luz natural para que mantengan el olor, el gusto y el color intactos.

Una vinoteca es la solución para disfrutar de cualquier vino en su estado óptimo en cualquier momento.

¿Cómo elegir la vinoteca perfecta?

Y aquí llega el momento clave. Has decidido comprar una vinoteca. Pero, ¿cómo saber cuál elegir? Muy fácil, respondiendo a unas sencillas preguntas:

¿Cuántos vinos necesitas guardar?

Solo por hoy, el tamaño sí importa. Dependiendo de la cantidad de botellas de vino que quieras refrigerar y de qué tipo, podrás elegir entre una vinoteca con más o menos capacidad. Eso sí, ten en cuenta que cuanta más capacidad tenga, más espacio ocupará:

VINOTECAS PEQUEÑAS o NEVERAS DE VINO PEQUEÑAS

Estas vinotecas tienen capacidad para entre 6 y 20 botellas.

VINOTECAS MEDIANAS o NEVERAS DE VINO MEDIANAS

Tienen capacidad para entre 20 y 50 botellas.

VINOTECAS GRANDES o NEVERAS DE VINO GRANDES

Son vinotecas profesionales en las que se pueden guardar desde 50 a más de 300 botellas.

¿Qué tipos de vinotecas hay?

Hay 2 grandes tipos de vinotecas y se distinguen, principalmente, por el sistema de refrigeración que utilizan para enfriar los vinos. Son las vinotecas termoeléctricas y vinotecas con compresor.

Vinotecas termoeléctricas

Ideales si eres más de vino tinto que de blanco y vas a instalar tu vinoteca nueva en una habitación interior, ya que la refrigeración de su interior depende de la temperatura exterior. Normalmente, hasta unos 10º por debajo.

Por lo que si la habitación que estás pensando ahora mismo como futura ubicación de tu vinoteca tiene una temperatura superior a los 20º, deberías optar por una con compresor.

Las vinotecas termoeléctricas no utilizan ningún tipo de congelante sino que funcionan gracias al efecto Peltier. Esto quiere decir que generan su propio frío y que lo hacen gracias al chip que tienen en un lateral.

Tamaños perfectos para tener en casa nuestra Nevera para vinos

La mayoría de vinotecas pequeñas y medianas de entre 6 y 50 botellas son termoeléctricas. Esto se debe a que su tamaño, ya de entrada, es más reducido al no llevar compresor.

Pero cuidado, que sean neveras para vinos pequeñas y manejables no quiere decir que puedas meterlas en cualquier sitio. A este tipo de vinotecas se les calienta mucho la parte trasera. Por eso, si la quieres encastrar en algún mueble, asegúrate de dejarle suficiente espacio por detrás y los lados para que pueda respirar y no se estropee.

Ruido, ¿qué es eso?

Este tipo de neveras de vinos, al no llevar compresor, ni vibran ni hacen ruido. Las vinotecas termoeléctricas son muy silenciosas. Podrías instalarla en la habitación que ni te enterarías de su presencia.

Una única temperatura, un solo tipo de vino

Como norma general, las vinotecas termoeléctricas son de una sola temperatura -aunque exista alguna nevera de vinos termoeléctrica con dos temperaturas- y mantienen el rango entre los 12º y los 18º (siempre dependiendo de la temperatura exterior). Como comentamos, las hay que de doble temperatura, pero suelen ser vinotecas muy grandes y con doble puerta.

Que mantengan la temperatura entre los 12 y los 18º las hace ideales para conservar botellas de vino tinto, pues es la temperatura perfecta para ellas.

Por tanto, si somos básicamente consumidores de vinos tintos, una vinoteca termoeléctrica con una sola temperatura puede ser nuestra mejor opción.

Vinotecas con compresor

La solución ideal para el sector hostelero o para los consumidores de vino más puristas y con bodegas más extensas: neveras para vinos o vinotecas con capacidad para un gran número de botellas, selección de un amplio rango de temperatura y posibilidad de refrigerar diferentes tipos de vino en un mismo espacio.

Tienen un funcionamiento similar al de los frigoríficos convencionales: el interior se refrigera a través de la compresión de un gas y ofrecen la posibilidad de elegir la temperatura deseada en cada momento a través de un termostato.

Además, son capaces de trabajar sin que les afecte la temperatura exterior, por lo que son perfectas para entornos más calurosos.

Diferentes tamaños, diferentes destinos.

Pequeñas, medianas y grandes. No hay límite para las vinotecas con compresor. Por eso son las mejores si hablamos de restauración y de particulares amantes tanto del vino tinto como del vino blanco.

Solo tienes que preocuparte de llenarla de botellas dignas de tu colección, y ya está.

Existen vinotecas para guardar 4 botellas, vinotecas para 8 botellas, vinotecas de 12 botellas, para 20, para 50 y hasta vinotecas o neveras de vino para almacenar hasta más de 200 botellas.

El ruido no tiene por qué ser una molestia

Sí, hacen un leve ruido y se caracterizan por las leves vibraciones que las acompañan. Nada de extrañar, si tenemos en cuenta que el compresor no deja de ser un pequeño motor refrigerador.

Sin embargo, no es para preocuparse. Sus leves vibraciones y su casi imperceptible ruido (se están consiguiendo vinotecas con compresor bastante silenciosas) nunca dañarán tus vinos. Recuerda que están diseñadas de manera especial para conservar sus características hasta el final.

Opción de doble temperatura: ideal para conservar diferentes tipos de vinos en una misma vinoteca.

¿Eres más de vino tinto o de vino blanco? ¿Te gusta el cava? Es lo bueno de las vinotecas de doble temperatura: olvídate de escoger.

El rango de temperatura que cubren suele ser de 4º a 20º, lo que las hace ideales tanto para vino blanco, para tinto, o para vinos espumosos.

Y ahora que ya tienes claro qué vinoteca es la tuya, solo te queda disfrutar escogiendo el diseño

Sabes el tipo, el tamaño y dónde quieres colocarla. Es el momento de divertirte y encontrar la vinoteca que mejor encaje en el lugar que has pensado. Hay muchos colores y materiales dónde escoger. Diseños rústicos, modernos y elegantes. Pero no todo es apariencia. Cuando hablamos de vinotecas, el diseño no es solo para hacer bonito.

Las vinotecas han sido diseñadas persiguiendo un solo objetivo: conservar en condiciones óptimas todas y cada una de las características del vino. De tus vinos.

Puertas preparadas para proteger tus vinos de la luz exterior y los rayos UV. Desde puertas opacas hasta de vidrio. No importa el material con el que estén hecho. Todas protegen tus vinos del exterior como si fuera oro.

Sin embargo, las opacas, ya sean de metal, inox o madera, protegerán siempre un poco más tu colección que las de vidrio. Aunque con estas últimas, tus botellas lucirán y se verán desde fuera.

LEDs interiores para iluminar tus pasiones

El vino es muy sensible a la luz natural. Tanto que puede oxidarse y perder su color, si se expone de manera directa. Por este motivo, las vinotecas están diseñadas para que no entre ni un atisbo de luz solar directa.

Esa falta de luz la compensan los leds. La mayoría incorpora iluminación por leds para iluminar su interior y que te sea más fácil leer y distinguir las etiquetas de tus vinos. Además, ayudan a que no suba la temperatura dentro de tu vinoteca porque gastan muy poco y no se calientan.

Termostato para controlar la humedad y que tus vinos no se piquen

Mantener la humedad en unos niveles determinados (los 70º) es más importante de lo que puede parecer en un primer momento.

De ello depende que el corcho no se seque, se contraiga y deje pasar el aire al vino provocando que este se pique y coja sabor a vinagre.

Ten en cuenta que de un vino increíble a un vinagre, hay solo un paso y tú no quieres que tus vinos, tu tesoro más preciado, acaben picados.

Estanterías ajustables para guardar tus botellas más grandes

Las botellas de vino deben conservarse en horizontal por 2 motivos:

  1. Mantener húmeda la parte interna del corcho para que no se reseque.
  2. Evitar que se acumulen bacterias en las grietas del corcho y caigan dentro (como si estuviera en vertical).

¿Qué ganarás pudiendo mover las estanterías a tu antojo? Reorganizar el espacio de tu vinoteca dependiendo del tamaño de las botellas que quieras guardar.

Las estanterías de quita y pon son fantásticas para los amantes del cava y del vino, ya que en una misma vinoteca, podrán guardar sus dos pasiones sin necesidad de escoger.

Vinoteca con llave para asegurarte de que no se abre “por sorpresa”

¿Tienes niños? ¿O quizás tienes amigos a los que les gusta mucho el vino? Las vinotecas con llave nacieron dando respuesta a una necesidad: el mantener seguro tu gran tesoro de una manera sencilla.

Con este tipo de vinoteca, no tendrás que volverte a preocupar de si has cerrado bien la puerta (y está gastando más de lo habitual), de si tus hijos intentan abrirlas porque te han visto a ti hacerlo… No importa.

Imagina, ahora, una situación en la que veas a alguien abriendo tu preciada vinoteca. Bien. Ahora, olvídate de esa situación gracias a las vinotecas que utilizan medios de seguridad como las llaves.

Ya has visto todo lo que una vinoteca puede hacer por ti y por tus vinos favoritos. Ahora, es el momento de decidirte: ¿Con cuál te quedas?